Cómo Controlar la Ira, Violencia o Agresividad con Terapia de Regresiones

La ira, agresividad o violencia como problema

La agresividad, la ira y la violencia que, cuando representan un problema es porque resultan incontrolables. Así, la persona tiene reacciones de ese orden que le dominan. Cuando acepta que es un problema, es cuando se da cuenta que estas reacciones le perjudican.

Sin embargo, la agresividad, la ira y la violencia no vienen porque sí, tienen su origen en otros problemas con son el miedo (en sus diversas variantes) o la frustración. En las relaciones tóxicas se manifiesta precisamente porque, muchas veces, la persona se mueve de un extremo a otro, entre el miedo a la pérdida y la frustración por no lograr lo que busca o espera en esa relación.

Frases que reflejan esa agresividad, ira o violencia:

  • Por más que quiera esa más fuerte que yo.
  • No lo puedo controlar.
  • Yo lo intento, pero es que me pone a cien.
  • No le puedo aguantar, es insoportable.
  • Quisiera poder morderme la lengua.
  • Lo siento de verdad, pero el/ella se lo buscó.

Quiero tener el control de mis emociones.

Dado que la agresividad, ira y violencia está muy enraizada en otras emociones, se hace necesario un trabajo más profundo. Es, por así decirlo, que hay varios afluentes que contaminan ese río, no es sólo la propia agresividad la que tenemos que trabajar.

Con la Terapia de Regresiones y el plan de trabajo que he desarrollado vamos desarticulando pieza a pieza las distintas partes que generan el conflicto.

Sin embargo, en este programa, el objetivo más importante es que puedas transformar esa energía, que ahora está en tu contra, y utilizarla en tu beneficio el aspecto positivo de lo que, de otra forma, sólo te generaría problemas.

Otros problemas relacionados:

Nota importante:

La Terapia de Regresiones no es un sustituto de un tratamiento médico, psicológico o psiquiátrico u otro especialista sanitario.

Si lo que quieres solucionar coincide con un tratamiento que actualmente tengas en curso, deberás consultar al especialista correspondiente sobre la conveniencia de utilizar la Terapia Regresiva.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!