Cómo Sanar y Mejorar Autoestima con Terapia de Regresiones

¿Qué emociones engloban la Autoestima?

Sanar y mejorar la autoestima es todo un desafío, pero una necesidad también. Porque si no tienes una buena autoestima, esto pone en jaque la confianza que sientes sobre tus propias habilidades y capacidades personales. Además, existen otras emociones muy importantes asociados a ella, como entre otros, sentimiento de fracaso, infravalorarse, falta de confianza, inseguridad…

Una buena autoestima facilita el camino hacia el desarrollo, el éxito y la felicidad, tanto en lo emocional, personal como profesional. Nos hace sentirnos capaces de estar a la altura de las expectativas. Una baja autoestima, esté basada en algo real o no, nos hace sentir todo lo contrario.

Y es que la autoestima no va ligada a la objetividad,  al contrario. Es una creencia más, una de tantas que se oculta en tu subconsciente. Si es baja es normalmente resultado de un condicionamiento negativo, que generalmente fruto de programas implantados o traumas pasados.

Frases que reflejan que necesitas mejorar tu Autoestima:

  • Hay algo malo en mí.
  • Siempre me equivoco.
  • No doy ni una.
  • Haga lo que haga no va a servir de nada.
  • No merezco …. (pon aquí lo que te dices) o, me lo tengo merecido (algo negativo que ha
  • sucedido).
  • Tengo tantos defectos.
  • A mí nada me puede salir bien.
  • No valgo lo suficiente.
  • Nunca voy a lograr nada.
  • Y un largo etcétera siempre muy negativo.

Con la Terapia de Regresiones nos remontamos al origen de ese trauma, o condicionamiento, que disparó esa baja autoestima. Con ello permitimos tomar consciencia de la realidad, de cual es realmente el origen problema, y desde ahí podemos re-programar nuestras creencias.

A este aspecto de la autoestima, le presto una muy especial atención en el programa que he desarrollado, porque es clave para muchos otros logros. Ya que, muy a menudo, ocultamos los problemas de autoestima bajo una fachada de falsa seguridad. Damos al mundo una imagen fuerte y segura, pero en soledad vivimos con angustia y el estrés de mantener dicha fachada.

Otros problemas relacionados:


Nota importante

La Terapia de Regresiones no es un sustituto de un tratamiento médico, psicológico o psiquiátrico u otro especialista sanitario. Si lo que quieres solucionar coincide con un tratamiento que actualmente tengas en curso, deberás consultar al especialista correspondiente sobre la conveniencia de utilizar la Terapia Regresiva.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!