Maldición en Terapia Regresiva

Maldición en Terapia Regresiva - www.vueloalalibertad.comCon Maldición en Terapia Regresiva quiero hacer referencia a un sentido más amplio de la palabra maldición.

Su definición estricta es: «Imprecación que se dirige contra alguien o contra algo, manifestando enojo y aversión hacia él o hacia ello, y muy particularmente deseo de que le venga algún daño».

En el sentido que quiero tratarlo, hago referencia a toda situación que desemboque, precisamente, en «algún daño» para la persona, tal como lo podemos observar en Terapia Regresiva. En otras palabras: Que dicha persona está bajo un influjo externo, y que este es de tipo negativo.

Y dicho influjo puede ser de un origen muy diverso pero, por citar sólo alguno, encontramos desde un trabajo de magia negra (por raro que parezca existen), parásitos energéticos de toda índole, el problema de la abducción y, también, la propia programación negativa de la persona.

1. Descubriendo la Maldición en Terapia Regresiva

No es posible afirmar, de forma certera y de buenas a primeras, que exista una influencia negativa que podamos calificar como maldición en la persona. Normalmente, esta observa una serie de acontecimientos, normalmente desafortunados y que atribuye a su propia acción, o falta de acción, o a las decisiones que tomó, o no supo o pudo tomar. Ello puede desembocar en otros problemas, por ejemplo el de la culpa, que necesita de otra comprensión: Conoce y Comprende el Verdadero Perdón.

Sólo cuando te adentras en el trabajo, observando el perfil y carácter de la persona, es cuando puedes empezar a percibir una incongruencia entre dicho perfil y sus acciones e, incluso, los resultados que obtiene. Llegas a la conclusión, de que si la persona es tal como se muestra, y en estados de expansión de la consciencia no hay donde esconder nada, ¿por qué entonces está pasando o ha pasado un determinado acontecimiento? Hay una disparidad importante, percibes que algo no encaja.

El trabajo, en este caso, consiste en ayudar a la persona a que pueda descubrir, desde un estado más elevado de consciencia, lo que no pudo en su momento. Y me refiero en el pasado, y aquello que con las capacidades físicas no se puede percibir, que permaneció oculto trabajando en su contra. Como bien puedes comprender, esto si no es en Terapia Regresiva es muy difícil o imposible de percibir. No sirve que te lo diga un vidente, tienes que ser tú quién lo puedas ver, percibir, para tomar consciencia de ello. Es una experiencia intransferible.

2. Distintos aspectos de la Maldición en Terapia Regresiva

Como he señalado, el origen de la maldición puede ser de muy diversa naturaleza, pero todo tiene el mismo resultado: Un daño para la persona.

2.1. Maldición propiamente dicha

Está generalmente aceptado, que todo lo referente a maldiciones de brujería, vudú y demás es algo que sólo funciona cuando nosotros creemos en ello. No obstante, la experiencia muestra que no es así.  Además, en este apartado tendríamos algo importante: Las energías que las personas generan contra otras, tales como el odio y, muy especialmente, la envidia. No son maldiciones en sentido estricto, pero operan como si lo fueran. Y, perdona, aunque no me creas, son muy reales.

Todas estas energías serán más efectivas en nuestra contra, cuanto más bajo sea nuestro propio nivel energético. Sin embargo, recordemos que aquí no se trata que los buenos ganan y los malos pierden, eso es una ingenuidad muy infantil. La realidad es que los fuerte energéticamente ganan, y los débiles pierden. Así que, tal como decía Castañeda, ahorra energía, te va a hacer falta.

2.2. Parásitos energéticos

La variedad es tan grande que no merece la pena ni intentar su clasificación. Sería como ponerse hacer una exposición de los distintos tipos de coleópteros que existen, por decir algo. Una clasificación interminable.

Como en el apartado anterior, hay niveles de energía e influencia, hay niveles de inteligencia y capacidad, pero a todos ellos debe prestarse atención, porque la mayoría no son precisamente beneficiosos. No es que no existan fuerzas benéficas, sino que será más bien nuestro propio carácter y energía el que nos acerque a unas y otras.

2.3. Nuestras creencias, condicionamientos y programas

Aunque parezca mentira, si nos atenemos a lo que por maldición hemos querido incluir en este artículo, estas son unas de las peores maldiciones que podemos acarrear. La razón es que están tan profundamente entretejidas en nuestra propia personalidad, que nos parecen naturales y hasta les tenemos apego. ¿Te suena eso de que es que yo soy así? ¡Qué gran desastre! Nos parece natural enfrentar una determinada situación con un determinado modelo de comportamiento, no conocemos otro y nos parece bueno porque es nuestro.

Por ejemplo: Responder con contundencia ante cualquier situación que interpretemos como amenaza denota dos problemas. Primero la interpretación de amenaza, ¿es real o nos sentimos por alguna razón interior siempre amenazados o inferiores? Segundo, ¿reaccionamos así porque es más eficiente, o porque no hemos aprendido otra forma mejor, otra forma más sutil.  Esto, podemos entenderlo fácilmente, es al final una maldición para nosotros, pero no es fácil de detectar ni aceptar.

Además, estamos generando un tipo de energía que atraerá otras, posiblemente parásitos, que exacerbarán ese tipo de respuestas en vez de moderarlas. Y, en ese estado energético, ¿es posible abrir paso a una energía positiva que nos ayude…? Creo que tu mismo tienes la respuesta

2.4. Abducción

Este es un tema muy amplio, el gran experto en él es Corrado Malanga, así que para profundizar en él te emplazo a sus escritos.

Sin embargo, quiero señalar que tengo la impresión que, al día de hoy, se exagera mucho este tipo de maldición. Parece que algunas personas han hecho de ello su gran negocio, y cuantas más personas crean que todo es parasitación y abducción, mejor para ellos. De este asunto comento con más detalle en el vídeo.

3. ¿Y qué puedo hacer?

3.1. Terapia Regresiva

Lamento tener que decirte que para saber si realmente estás ante una amenaza externa o una interna, no queda más remedio que recurrir a técnicas más potentes y personales como es la Terapia Regresiva. A través de ella, puedes llegar a observar desde un punto más elevado, y comprender por ti mismo cuál es el verdadero origen. Que, muchas veces, aunque no siempre es una combinación de ambas. Puedo decirte que si estás dispuesto a dejar atrás esa influencia negativa, el trabajo es enormemente efectivo, pero, repito, si estás dispuesto…

Teniendo este detalle presente, siendo consciente que en para ciertos problemas todo no lo puede uno hacer por uno mismo, pero considerando que te tengo que ayudar, y que si no te es accesible o que si quieres empezar por ti mismo, te indicaría lo siguiente:

3.2. Deshazte de toda información tóxica

Deja no sólo de ver las noticias y los programas de más difusión de la televisión, sino también esos canales de Youtube donde todo es parasitación, abducción y otras amenazas terribles. Sé consciente que cuando haces eso, estás dejando entrar en tu interior y a través de los tres canales perceptivos (visual, auditivo y kinestésico) una información que, incluso pudiendo ser cierta, que no siempre lo es, no te va ayudar en nada. Lo único que te va ayudar es el trabajo que hagas en tu interior.

3.3. Trabajo Interior

Ves a estados de relajación controlada o meditación, como lo prefieras, y desde ahí experimenta. Lo primero, experimenta la energía con la que te conectas en esos estados y, después, obsérvate. Observa tus pensamientos, no los condenes ni apruebes, sólo obsérvalos. También observa tu forma de comportarte en diferentes situaciones, y tampoco condenes o apruebes, sólo observa.

Después, con esas observaciones, pregúntate: Esa idea, esa afirmación, esas palabras, esos actos, son míos o son ajenos. Si has parado suficientemente la maquinaria, te sorprenderás dándote cuenta que en gran parte de tu vida no eres tú quién vives. Puede llegar a ser muy perturbador, pero buena noticia: Cuanto más perturbador mejor, más consciente te has vuelto.

¿Y siendo consciente de ello, cómo lo soluciono? No hay nada que solucionar, una vez que te has dado cuenta, es como el conductor que es consciente de todo lo que pasa a su alrededor, y que cuanto más consciente mejor conductor es. ¿Puedes entenderlo? Al ser consciente, te conviertes en el conductor de tu vida. 

Es simple, pero no es fácil, eso te lo tengo que reconocer. Por ello, quizás llegado a este punto quieras que te ayude a explorarlo. Pero mientras tanto… Pruébalo. Funciona y te gustará, disfrutarlas del poder que está encerrado y te pertenece.


Información Relacionada sobre Maldición en Terapia Regresiva

Video de Youtube

Enlaces Relacionados

Conveniencia de la Parasitación

Seres de Luz de las Sombras

Libro Recomendado

Desde el Otro Lado

terapia de vidas pasadas regresiones

¿Sientes que frente a determinadas situaciones reaccionas emocionalmente sin poder evitarlo? ¿Tienes sentimientos de ahogo, angustia, presión en el pecho, e incluso dolor?

La Terapia de Regresiones te puede ayudar a lograr la calma, la seguridad y la paz en tu corazón.

¿Te ha gustado?

Subscríbete y recibe las publicaciones en tu bandeja de entrada. Así no te perderás ninguna.

.

Deja un comentario