¿Existe la Reencarnación? En 5 Puntos

Reencarnacion existe - www.vueloalalibertad.com

La Reencarnación es, actualmente, como quizás a lo largo de muchos siglos, una de las preguntas que más dudas genera. Y no se trata de creer porque sí, o negar porque no, se trata de intentar comprender qué puede haber de cierto o falso en ello. Siendo conscientes, que nuestra capacidad de entender este asunto, será siempre limitada, ¿qué podemos ver más allá de la realidad que nos rodea?

Por supuesto que habrá videntes que hablarán de ciertas visiones, o quienes hacen Terapia Regresiva explicarán ciertas cuestiones, pero habrá personas que utilizando la lógica desafiarán esas ideas. Y es bueno que así sea, porque en realidad ambos podrían tener razón, o estar equivocados, en todo o en parte. 

Desde esta perspectiva, y no ya desde la propia de Terapia Regresiva o de Regresiones, quiero abordar hoy este asunto en 5 puntos, de los que hoy veremos la primera parte:

1. Orígenes – Creencias sobre la Reencarnación

Podría parecer una creencia que vino de Oriente en épocas recientes, pero en realidad ya en la Grecia Clásica se creía en la reencarnación. El propio Platón hablaba de ese proceso como de algo que sucedía inevitablemente.

En las religiones de Oriente está clara su presencia, aunque algunas no la contemplan, pero mayoritariamente sí, y en Occidente, se tiende a pensar que no, pero en el temprano Cristianismo sí se creía en ella, y en el Judaísmo también. Esto es cierto por más que muchos fanáticos digan lo contrario. Fueron más razones políticas y de interés propio las que eliminaron esta creencia, que el hecho de que pudiera demostrarse su falsedad.

En 533 Justiniano en el Concilio de Constantinopla II declaro anatema esa creencia y anatemizó de paso a todos los padres de la Iglesia, como por ejemplo, Orígenes que creían en la Reencarnación, y en el Judaísmo, en el Zohar se menciona expresamente. En cuanto al Islam, siendo posterior al Concilio de Constantinopla y teniendo esta ideología un carácter eminentemente político, se busca una teocracia basada en esa ideología, es bastante lógico que, como a Justiniano, no le interesara como creencia aceptable.  Sin embargo, dado que Mahoma conocía bien las creencias judías, es más que probable que también supiera sobre la Reencarnación.

2. Las Pruebas de Niños que Saben de su Vida Pasada

Si algo hace tambalearse los cimientos de quienes niegan la Reencarnación son los niños que recuerdan su vida pasada. El doctor Hamendra Benergee, catedrático en Psicología, acumuló más de 1.000 casos comprobados de Reencarnación en niños. 

Los detractores de estas observaciones se derivan en explicarlo porque, por un parte los padres condicionaron a sus hijos con esas creencias, o bien que esos niños de alguna forma pudieron captar o percibir esa información, dado que en muchos casos dicha información era indiscutiblemente real.

En el primero caso es bastante absurdo, porque los niños que recuerdan su vida pasada sufren demasiado como para que eso sea algo que «papá y mamá» les haya metido en el coco, y la segunda explicación pues sucede lo mismo: Una cuestión es percibir algo a distancia, y otra es experimentarla con tanto sufrimiento y dolor.

Porque el denominador común de estos recuerdos es que, primeramente, están referidos sólo a la vida inmediatamente anterior, y que dicha vida terminó de forma traumática, antes de tiempo y de forma incluso violenta. Para esos niños no son ensoñaciones o ni siquiera pesadillas nocturnas, es mucho peor.

3. ECM

En principio, las ECM no parecen relacionadas con el asunto de la Reencarnación. Sin embargo, si consideramos que en ellas podríamos observar lo que, tal vez, podría suceder cuando nos acercamos al momento de morir es interesante abordarlo.

Personalmente creo que las ECM se han sobrevalorado. Por alguna razón ha interesado hacerlo así, pero no resisten un razonamiento lógico, sólo el mágico.

Si nos vamos a la lógica, ¿quienes escriben libros sobre esto? ¿Acaso persona involucradas en estudios metafísicos y prácticos sobre la Consciencia y el Alma? En absoluto, quizás médicos, pero… ¿Acaso un médico sabe más sobre estas cuestiones que tú? En absoluto. Un médico sabe sobre la enfermedad y la salud, pero no sobre lo que vive dentro del cuerpo. Y no lo sabe por la sencilla razón que no lo puede ver en una radiografía, o en una resonancia, está ciego ante ello. Sobre esto abundo en el vídeo y a él me remito.

Por otra parte, en el aspecto mágico, se le ha dado una mística relacionada con la bondad de los maestros, los seres de luz y etc… No obstante, si también le aplicas la lógica, pura y dura, tampoco encaja. Quiero decir y tomemos sólo una parte de ello. ¿Qué cuentan que te dice ese ser de luz imponente que aparece ante ti? Pues te hace una pregunta: ¿Qué has hecho de tu vida?

Implicaciones que se pasan por alto y son importantes

No sé si te darás cuenta ahora mismo, de las implicaciones que esta frase tiene en ese momento. Lo dudo, porque cuando la leí por primera vez yo tampoco me di cuenta. La realidad es que ese momento, cuando es real, cuando es una muerte real y no una ECM, en la cual la persona ha vuelto y, por tanto, ha sentido amortiguado el impacto de su significado, es un momento muy duro. Toma consciencia que lo has perdido todo… Todo por lo que has luchado, todo lo que has amado, todo lo que has soñado, todo se ha perdido para siempre, ya nunca podrá ser. ¿Alguna vez has perdido a alguien amado, alguien muy, muy querido? ¿Qué sentiste? Cuantas cosas por decir, por hacer, cuanto se quedó ahí que te hubiese gustado realizar…

Bien, pues la muerte, la real, es esa emoción pero elevada a la décima o vete tú a saber qué potencia, y justo en ese momento, ¿te preguntan qué has hecho de tu vida, justo cuando estás en esa tormenta emocional? ¿Te parece algo amoroso, compasivo y justo, algo propio de un ser elevado que quiere tu mayor bien? Más parecería que quiere hacerte sentir mal… Si nunca te lo has planteado te revolverás contra este argumento, es normal, pero con el tiempo irá calando y comprenderás esa realidad.

4. Regresiones

Podría pensarse que las Regresiones son la prueba máxima de la existencia de la Reencarnación, y sí, se observa muy bien como hay un proceso que enlaza vida tras vida, un continuo de experiencias que llevan, debido a su interpretación, a otras experiencias. Por tanto, se puede concluir que existe.

Sin embargo, eso no significa que la Reencarnación sea tal como nos la han contado. En primer lugar, desde luego que no hay tal pretendida evolución que, como virtud, se le presupone a la Reencarnación. Por más que he intentado encontrarla, me encuentro más bien todo lo contrario, una des-evolución. Como he repetido a menudo, las personas van cargando vida tras vida con más carga y traumas que no se quedan ahí, en algún lugar del espacio, si no que lo acarrean vida tras vida.

Así que, ¿qué es la reencarnación y, además, podría ser un proceso diferente del que parece? Estas son preguntas que siempre me hago, pero mientras la Terapia Regresiva consiga su fin, que es ayudar a las personas a mejorar su vida, no es algo que me preocupe.

Como leí hace muchos años: Si viene alguien y te dice que no cree en vidas pasadas, eso no importa, sólo explícale que su mente puede elaborar una representación para explicar su problema, una especie de obra de teatro. Si puede aceptar eso, ¿qué más da que considere la vida pasada real o sólo fruto de su imaginación? Lo importante no es la raza del gato, sino que cace ratones…

Creo en la Reencarnación, por muchas razones y muy largas de explicar, pero estoy abierto a aceptar que pueden existir otras explicaciones a lo que sucede en la Terapia Regresiva.

5. Qué podemos hacer

Bien, imaginemos que la Reencarnación es real, que, tal como decía Platón, el alma se ve obligada a reencarnar, o que si no has cumplido de determinada forma con tu vida vas a tenerlo que hacer, elige tú mismo la razón por la cual eso sucede, qué podemos hacer con esa situación?

Pues dado que, y esto es bastante objetivo por lo que se observa en Regresiones, vida tras vida vas arrastrando aquellas cosas que dejaste inconclusas, por sanar o realizar, tómate tu vida con la seriedad que eso supone. Considera que, tal vez, hoy te han dado la oportunidad, el tiempo y los recursos para ocuparte de todas esas cuestiones, pero, ¿te has dado cuenta de que quizás al 80 por cien del planeta no se les ha dado, que bastante tienen con llegar al día siguiente? ¿Crees que ellos tienen tiempo para esa tarea?

Si lo básico y primordial es lo que ocupa el foco de tu vida, no tendrás tiempo para ocuparte de algo más elevado. Por tanto, si hoy tienes esa oportunidad, no la desaproveches, quizás en la próxima vida, si existe y considera siempre el peor escenario posible, quizás no la tengas.


Información Relacionada sobre Terapia de Regresiones

Video de Youtube

Enlaces Relacionados

La Reencarnación, ¿es verdad o no? (Parte 1/2)

Anomalías de la Reencarnació

Libro Recomendado

Telaraña de Deuda

terapia de vidas pasadas regresiones

¿Sientes que frente a determinadas situaciones reaccionas emocionalmente sin poder evitarlo? ¿Tienes sentimientos de ahogo, angustia, presión en el pecho, e incluso dolor?

La Terapia de Regresiones te puede ayudar a lograr la calma, la seguridad y la paz en tu corazón.

¿Te ha gustado?

Subscríbete y recibe las publicaciones en tu bandeja de entrada. Así no te perderás ninguna.

.

Deja un comentario