Tu deseo no es tu deseo

 Tu deseo no es tu deseoTu deseo no es tu deseo.
Tu deseo, ese que más anhelas, nace de algo más profundo dentro de ti.
Es un hambre que sientes, pero que no es tuya. 
Es como el hambre de la ansiedad.
¿Quien tiene hambre? Tu ansiedad.
¿Y qué es tu ansiedad? La necesidad de llenar un vacío.
Pues tu deseo, cuanto más intenso, más te señala que hay un vacío que llenar.

Sin embargo, ¿cómo llenar ese vacío?
¿Que te pide tu deseo? Un Estado diferente.
¿Y qué haces cuando surge ese deseo?
Haces como cuando sientes ansiedad y corres a buscar comida, corres para llenar tu deseo.
Pero cuanto más corres es peor.
Tu deseo incluso parece que se aleja, y estás cada día más desalentado y más cansado.
¿Tu deseo era equivocado ? Terminas pensando e, incluso, aceptando.
¿No será que los sueños no pueden saciarse cómo se sacia el hambre?

Suéñate siendo ya lo que sueñas.
¿Qué desea tu sueño? Vivir. Pues dale vida.
Tu sueño no es tuyo. Tu sueño es algo que te habla de quién, cómo y qué eres realmente.
Tu sueño es solo un recuerdo. Un Recuerdo, una Añoranza.
El Recuerdo y la Añoranza de Felicidad. El Recuerdo y la Añoranza de un Amor perdido.
El Amor Perdido que tu Alma siente por ti y quiere que tú vuelvas a dar vida.

Abraza tu deseo, entrégate a él.
No intentes crearlo, realizarlo, porque el Amor no se crea, sólo es. Tu deseo solo es.  
Por tanto, ¿cómo lograr y disfrutar tu deseo? 
Como se logra y disfruta el Amor, viviéndolo, siéndolo. 
Si tu deseo, el concepto más alto de ti mismo, no está hoy en tu vida, ¿cómo puedes manifestarlo? Siéndolo.

Tu deseo no es tu deseo. 
Sin embargo, ¿cómo llenar ese vacío?
Suéñate siendo ya lo que sueñas.
Abraza tu deseo, entrégate a él.

Fija ese concepto más elevado de ti mismo en tu mente, 
destierra cualquier otro pensamiento, 
y vívelo como si ya fuere real, siéndolo.

____________________________________

Sobre los Apegos, los Deseos y la Liberación de Nuestra Alma

 

terapia de vidas pasadas regresiones

¿Sientes que frente a determinadas situaciones reaccionas emocionalmente sin poder evitarlo? ¿Tienes sentimientos de ahogo, angustia, presión en el pecho, e incluso dolor?

La Terapia de Regresiones te puede ayudar a lograr la calma, la seguridad y la paz en tu corazón.

¿Te ha gustado?

Subscríbete y recibe las publicaciones en tu bandeja de entrada. Así no te perderás ninguna.

.

Deja un comentario